Skip to content
Orto de Pecci en Siena

10 razones por las que la Vía Francígena es sensacional

10 razones por las cuales debes seguir los pasos de los peregrinos a lo largo de la Vía Francígena

Dedicamos mucho espacio a la Vía Francígena, un antiguo camino de peregrinos que atraviesa Toscana, pero nunca hemos enumerado todas las razones por las cuales es interesante visitar este camino. Estas son las 10 razones por las cuales la vía Francígena es "sensacional".

Índice
  • 1.
    ¡La Vía Francígena atraviesa cuatro países!
  • 2.
    La Vía Francígena puede recorrerse a pie, en bicicleta y a caballo
  • 3.
    La Vía Francigena es una excelente manera de disfrutar de la campaña toscana
  • 4.
    La Vía Francígena pasa cerca de muchos lugares de interés histórico y ciudades
  • 5.
    Puedes hacer senderismo urbano
  • 6.
    A lo largo de la Vía Francígena tienen lugar muchos eventos culturales
  • 7.
    La comida es deliciosa a lo largo de la Vía Francígena
  • 8.
    La Vía Francígena no está repleta de gente
  • 9.
    La Vía Francígena es para todos
  • 10.
    ¡No se trata solamente de Francígena!
1.

¡La Vía Francígena atraviesa cuatro países!

La Vía Francígena es un largo camino que sigue un itinerario de peregrinación medieval. Atraviesa cuatro países: comienza en Canterbury, en el Reino Unido, luego cruza Francia y Suiza antes de llegar a Italia.

Este itinerario pasa por los acantilados de Dover, la región de Champagne, los Alpes y Toscana. Ofrece vistas inolvidables de algunos de los mejores paisajes de Europa. Divididas en 16 etapas diferentes, cuatro involucran a la región de Toscana recorriendo 400 kilómetros 

La Vía Francígena
La Vía Francígena
1.

La Vía Francígena puede recorrerse a pie, en bicicleta y a caballo

Durante siglos, este camino ha sido el itinerario de peregrinos y comerciantes, la mayoría de ellos viajaban a pie. Hoy en día se puede experimentar la Vía Francígena de diferentes maneras. Obviamente, todo el camino es apropiado para los caminantes pero no podemos decir lo mismo si eres un ciclista o un jinete de caballo.

En bicicleta puedes abarcar todos los tramos, pero asegúrate de leer todo lo que necesitas saber sobre la Vía Francígena mientras planeas tu viaje. Por ejemplo, si prefieres el ritmo de una cabalgata puedes explorar Lunigiana, sus castillos, sus pueblos medievales y entrar en el Castillo de Fosdinovo como sólo lo hacían los caballeros y los nobles, o puedes seguir la Vía Francígena a través de la zona de Val d'Orcia. Junto al camino de peregrinación de Santiago, hay muchos recorridos para los apasionados de caballos en Toscana.

1.

La Vía Francigena es una excelente manera de disfrutar de la campaña toscana

Caminando por Toscana, puedes encontrar lugares interesantes y paisajes increíbles que de otra manera no verías. Algunos de los sitios más sorprendentes no están en las guías y son realmente difíciles de experimentar a menos que lo hagas a pie, como algunas aldeas escondidas que no están incluidas en el itinerario turístico o algunas fincas aisladas con vistas a hermosas colinas onduladas y viñedos.

Caminar por la Vía Francígena es una experiencia totalmente espiritual que te ayuda a conectar con los paisajes y la gente del lugar. Te sugerimos que leas la experiencia de Alex, que caminó desde Siena hasta Roma con su madre de 65 años.

1.

La Vía Francígena pasa cerca de muchos lugares de interés histórico y ciudades

Plaza Aranci en Massa
Plaza Aranci en Massa - Credit: Matteo Dunchi

El tramo toscano de la Vía Francígena es un itinerario de 380 km de historia, cultura y tradiciones, inmerso en un paisaje fascinante. A lo largo del recorrido hay algunos puntos de referencia muy conocidos, como Lucca, Siena, San Gimignano, el àrea de Monteriggioni Val d'Orcia (sitio de UNESCO) y Bagno Vignoni; las vistas lejanas de San Miniato y San Gimignano son atemporales. 

Las ondulantes colinas de Toscana, con las fincas bordeadas por hileras de cipreses y los castillos amurallados asentados en un perfecto tapiz de viñedos, se ven en su mejor viajando a tres millas por hora, según Brian Mooney, que recorrió 2.200 km en más de 75 días desde Coggeshall, Essex, pasando por Londres hasta Roma. Además de las ciudades y pueblos conocidos, también hay algunos lugares secretos por descubrir.  Lee aquí acerca de algunos sitios secretos que no puedes perderte a lo largo de la Vía Francígena.

1.

Puedes hacer senderismo urbano

Orto de' Pecci en Siena
Orto de' Pecci en Siena - Credit: Kinzica Sorrenti

Si no te apetece aventurarte en el campo y hacer largas caminatas entre una ciudad y otra, no hay problema: ¡disfruta de las caminatas urbanas! En Siena, todos los domingos hasta el 1 de noviembre, únete a las visitas guiadas para descubrir la ciudad ¡siguiendo los pasos de los antiguos peregrinos! #SienaFrancigena comienza desde Porta Camollia, donde la Vía Francígena entra en la ciudad y continúa hasta el complejo de Santa Maria della Scala, el hospital más antiguo de Europa, que en el pasado prestaba asistencia a los peregrinos, y termina cerca de Porta Romana. El recorrido dura 3 horas y cubre 4 kilómetros dentro de las murallas de la ciudad. Lee más sobre #SienaFrancigena.

1.

A lo largo de la Vía Francígena tienen lugar muchos eventos culturales

La Vía Francígena atraviesa muchas ciudades interesantes que ofrecen eventos culturales, ferias culinarias y conciertos durante todo el año. Uno de los eventos más importantes es el Slow Travel Fest, el festival regional oficial dedicado al viaje lento y a las experiencias al aire libre a lo largo de la Vía Francígena.

Surgió como un evento único en Monteriggioni, luego se ha convertido en un festival itinerante. Las actividades del programa 2019 tuvieron lugar en Filetto, Villafranca en Lunigiana, Camaiore, Abbadia a Isola, Monteriggioni y Fucecchio.

1.

La comida es deliciosa a lo largo de la Vía Francígena

Buccellato de Aurelio Barattini
Buccellato de Aurelio Barattini - Credit: Aurelio Barattini

La Vía Francigena no sólo te da la oportunidad de descubrir paisajes y aldeas únicas, sino también degustar platos medievales que aún hoy siguen ofreciendo. ¡Puedes caminar como un peregrino pero también comer como un rey! Aquí hay una lista de alimentos antiguos que todavía se pueden encontrar a lo largo del itinerario de Toscana y algunas ideas para un aperitivo de estilo medieval.

1.

La Vía Francígena no está repleta de gente

Vía Francígena y Monteriggioni
Vía Francígena y Monteriggioni - Credit: Kinzica Sorrenti

Comparado con el Camino de Santiago, la Vía Francígena es mucho menos popular y hasta puede ser un viaje solitario a veces. También es mucho más difícil, por lo que conocerás gente muy motivada o verdaderos peregrinos a lo largo del camino. La Vía Francígena pasa a través de la misteriosa Lunigiana, de algunas de las ciudades toscanas más pintorescas de la cima de la colina y de la encantadora Val d'Orcia de Toscana.

Este viaje exige un compromiso físico y emocional, y es bastante desafiante en algunos puntos, pero definitivamente vale la pena por las increíbles vistas y la experiencia espiritual. La Vía Francígena no está muy concurrida pero tampoco está desierta; encontrarás siempre algunos peregrinos a lo largo del camino.

1.

La Vía Francígena es para todos

Normalmente el viaje es religioso, pero más a menudo los peregrinos modernos no tienen una razón específica que meditar, reconectarse con la naturaleza, superar problemas interiores o desafiarse a sí mismos. No es necesario ser un creyente para caminar por la Vía Francígena, especialmente porque es un desafío muy físico y los paisajes que se encuentran son realmente fantásticos.

Si buscas un compromiso espiritual no hay mejor manera de peregrinar por el camino antiguo y el más importante que lleva a Roma, el corazón del cristianismo. Si te gusta el senderismo, te entusiasmará este sendero, caracterizado por castillos secretos, bosques antiguos, vistas inesperadas de las costas, suaves colinas onduladas, con sus colores cambiantes en las estaciones, campos de trigo, maíz y girasoles, granjas dispersas y caminos de tierra bordeados de cipreses.

Cualquiera que sea tu propósito, debes preparar tu viaje con antelación y leer este post que te ayudará a planear y hacer la maleta, en modo que tu aventura a lo largo de la Vía Francígena sea maravillosa.

1.

¡No se trata solamente de Francígena!

El itinerario más popular de Toscana es la Vía Francígena, pero de hecho hay docenas de recorridos alternativos o caminos espirituales. El más popular es el Camino de San Francisco, que sigue los pasos del santo. A lo largo del mismo visitarás La Verna y el santuario dedicado a él, o verá algunas de las mejores ciudades de la zona de Arezzo, como Caprese Michelangelo, Anghiari y Cortona.

También está el Camino de San Vicinio, el santo de Liguria, que llegó a Sarsina durante la época de las persecuciones, o los caminos del Bosque Sagrado en el corazón de Casentino, que se empalman a la antigua Vía Romea. Además, en Lunigiana se encuentra el Camino del Santo Rostro, que termina en Lucca frente al Cristo de madera de la Catedral San Martino.

¿Ya has experimentado una peregrinación? Si ya hiciste un peregrinaje por el Camino de Santiago y deseas conocer las similitudes y diferencias entre el camino toscano y el español, lee esta publicación.

 

 

 La versión original de este artículo fue escrita por Kinzica Sorrenti.

Comienza el descubrimiento

Lugares que no debes perderte, itinerarios por etapas, eventos y consejos para tu viaje
Eventos • 1 resultados
Ideas • 37 resultados
Itinerarios • 9 resultados
Diarios de viaje • 1 resultados