fb track
Trequanda
Photo ©Comune di Trequanda

Trequanda

en las tierras de Siena, un pueblo con una historia interesante

Lee la historia de Trequanda en logo toscana ovunque bella Trequanda - Between mysticism and popular culture Trequanda Between mysticism and popular culture Discovering a municipality that’s rich in tradition and ancient stories and very attached to its soilLee la historia en inglés

Trequanda es un pueblo encantador en la característica campaña de Siena, encaramado en una de las fascinantes colinas en Val di Chiana. Antiguamente estaba protegido por murallas macizas, hoy está rodeado por el auténtico ambiente que esta parte de Toscana puede ofrecer.

Para conocer el centro, se puede acceder lentamente por una de las dos puertas del recinto amurallado que se han conservado: la Porta al Sole, que domina las interminables campañas, y la Porta al Leccio, que se abre hacia los bosques de Lecceto. En el pueblo se encuentra el majestuoso Castillo de los Cacciaconti, con su alta torre de piedra blanca y sus muros almenados. En la fortificación hay un mágico jardín italiano y un aireado patio. En el centro histórico, en la plaza Garibaldi, se encuentra la iglesia románica de los Santos Pietro y Andrea, con su particular fachada, en cuyo interior se encuentra una urna del siglo XVI de la escuela de Siena, utilizada para conservar los restos de Beata Bonizzella Cacciaconti.

No muy lejos del centro hay también un edificio particular, llamado Torre del Molino a Vento, que es un palomar del siglo XVIII. Se pueden ver allí unos quinientos nidos de terracota dispuestos como un tablero de ajedrez que debían acoger a las palomas.

Pero Trequanda no termina aquí. Otros dos pequeños pueblos, sus bonitas aldeas, lo acompañan impecablemente: Castelmuzio y Petroio, que se mantienen alejados sólo por fructíferos olivares, lo que ha determinado que el territorio forme parte de la red de Ciudades del Aceite.

Castelmuzio de origen etrusco, se puede decir que tiene una sola calle, alrededor de la cual se agrupan sus casas de piedra, que al atardecer reflejan un hermoso color miel. Se encuentra también la Cofradía de la Santísima Trinidad y San Bernardino, donde hubo un alto para los peregrinos que viajaban por la Vía Francígena. Hoy en día en la iglesia hay un Museo de Arte Sacro, con obras de Giovanni di Paolo y Giuliano Traballesi, así como el relicario con fragmentos de la túnica de San Bernardino.

Luego llegamos al pueblo Petroio, donde la aspereza de las fachadas de ladrillo recuerda a la tierra de la árida Creta de Siena. Aquí se encuentra la antigua Iglesia San Giorgio, en posición panorámica, y el Museo de la Terracota. En el pasado la elaboración de este material daba trabajo a todo el pueblo, hoy se pueden conocer las técnicas y la historia, en una visión amplia que también nos enseña la artesanía tradicional de Siena.

&
LAS ATRACCIONES MÁS ELEGIDAS EN  Trequanda
&
Qué hacer
people
Las voces de la red
&
El territorio
Valdichiana, caserío

Val di Chiana Senese

Rapsodia en azul en Toscana Etrusca.
Val di Chiana Senese con sus límites esfumados como la ligereza de sus amaneceres, como el enrojecimiento de los atardeceres que se reflejan en el mar inmóvil de Crete, en biancane (relieves ...
Conoce máskeyboard_backspace