fb track
Pianosa, muro de piedra y jardines
Photo ©Shutterstock / Claudiovidri

Caminando y descubriendo la historia y la naturaleza en la isla del silencio

Pianosa, senderismo en el paraíso verde y azul

PRIMERA ETAPA
Desde el pequeño puerto hasta la Villa de Agrippa Postumo
Pianosa, puerto turístico
Pianosa, puerto turístico - Credit: Shutterstock / Marco Saracco

Esta es la excursión más famosa de la isla, una fácil caminata costera disfrutando de los colores y de los perfumes del matorral mediterráneo que llega hasta el promontorio norte de la isla Pianosa. Durante el recorrido el guía enseñará a apreciar la sedimentación histórica que caracteriza a la isla junto con los aspectos naturalistas más importantes. La excursión comienza en el puerto turístico, donde se llega al pueblo caminando por un breve rectilíneo hasta el patio delante de la iglesia, cerca de la entrada en la colonia penal agrícola. Una vez superado el alto muro que separaba el pueblo de la zona carcelaria, hay que emprender un camino sin sombra, que al principio bordea el muro y luego se aleja de él para seguir la línea de la costa hasta llegar a los restos de la Villa de Agrippa Postumo. Caminamos entre los restos de la Villa, donde Agrippa fue enviado al exilio por Augusto, entre el 7 y el 14 d.C..  El emperador había adoptado a Tiberio y pretendía así favorecer su ascenso como sucesor, eliminando a un incómodo rival. Antiguamente había una serie de edificios que estaban pavimentados con mosaicos blancos y negros y decorados con criaturas marinas mitológicas . Hoy en día, se conservan las ruinas de un pequeño teatro, baños termales, un salón de recepción, dos ninfeos y una terraza con vistas a la bahía. Según los historiadores romanos, estas eran las zonas que prefería Agrippa, mientras pescaba y descansaba frente al mar.

SEGUNDA ETAPA
Desde la villa de Agrippa Postumo al pequeño puerto
Pianosa, las paredes exteriores de la Casa del Marqués
Pianosa, las paredes exteriores de la Casa del Marqués - Credit: Shutterstock / Stefano Cellai

Abandonamos los restos arqueológicos y los acontecimientos de la vida de Agrippa, y seguimos con nuestra excursión que continúa a poca distancia del mar. A medida que caminamos, notamos la presencia de grandes cantidades de posidonia que se depositan en las orillas del mar cumpliendo la importante función de retener la arena. Sobre los escollos podemos observar algunos cormoranes, mientras que nuestro trayecto sigue hacia el interior hasta alcanzar, siempre en línea recta, las ruinas de la Casa del Marqués, también conocida como el Convalescenziario (casa de convalecencia). De hecho, en este lugar los prisioneros enfermos - sobre todo los que sufrían de tuberculosis - estaban aquí durante su período de convalecencia y, por razones profilácticas, se había decidido utilizar para este fin el edificio que más lejos estaba del puerto. Cerca de aquí visitamos otra hermosa bahía con miles reflejos. Lo que actualmente para nosotros es un hermoso paisaje, para los antiguos romanos debía representar, en la isla "engañadora de marineros", un punto de desembarco no muy tranquilo y seguro como se puede constatar a partir de los restos de las ánforas encontradas. El fondo del mar es a menudo poco profundo a lo largo de la costa, por este motivo en Pianosa no era fácil atracar. Regresando al pueblo, además de hacer una parada en el bar, visitamos la exposición que cuenta la historia de Pianosa, de su pueblo y de la colonia penal. Antes de regresar al puerto turístico, continuamos a caminar en pueblo fantasma cuyas calles llevan nombres de personajes que lucharon contra la mafia.

&
Senderismo y Aire libre