Skip to content
Red girl, Kiki Smith

Color Still: descubriendo las esculturas de Kiki Smith en Valdelsa

Tres esculturas casi idénticas repartidas en otros tantos pueblos de Valdelsa, donde el arte contemporáneo se siente a gusto y custodia obras de renombre internacional.

Paseando entre los pueblos y la naturaleza de Valdelsa Valdicecina se encuentran callejones característicos, estructuras antiguas y calles históricas que muestran el aspecto más familiar de Toscana. Junto a ellos, hay también un alma contemporánea que espera ser descubierta, que conserva obras de gran valor artístico y simbólico, que llevan la firma de nombres destacados de la escena mundial, como Kiki Smith.

El paso del artista estadounidense por Valdelsa ha dejado su huella en tres obras estrechamente relacionadas entre sí: Yellow Girl, Blue Girl y Red Girl. Las esculturas formaban parte inicialmente de una serie de nueve chicas idénticas - diferenciadas únicamente por el color de su vestido- presentadas en la exposición japonesa del 2003 "Todo es Museo".
Su llegada a Valdelsa se debe a los numerosos proyectos de arte contemporáneo y al aire libre que se han llevado a cabo en este territorio a lo largo de los años, y en particular al proyecto Arte al Arte del 2011 en Colle Val d'Elsa.

Color Still -este es el nombre del proyecto- hace referencia a la fijeza de los momentos cotidianos; así las chicas, sentadas solas, separadas en el espacio y casi en la contemplación, están en realidad unidas por el elemento común del vestido de color, un hilo conductor que mantiene unidas singularidades aparentemente separadas.
Hoy en día, las tres esculturas de Kiki Smith se encuentran en otros tantos pueblos, para ser descubiertas en un itinerario contemporáneo con un sabor ligeramente internacional.

Red Girl, Kiki Smith
Red Girl, Kiki Smith

En Colle Val d'Elsa puedes visitar Red Girl. La escultura se encuentra en el túnel del ascensor que conecta la parte antigua y aquella nueva de la ciudad: se trata de un lugar emblemático, diseñado por el arquitecto Jean Nouvel como obra de arquitectura contemporánea y de recalificación de espacios históricos de la Segunda Guerra Mundial.

Al igual que las otras dos niñas, Red Girl de Kiki Smith está rodeada de bombillas de cristal que descienden del techo y representan el momento de la creación, la famosa "chispa" de la conciencia; la elección de enriquecer la obra con inserciones de cristal fue tomada por la artista para vincular la obra al territorio: el cristal de Colle Val d'Elsa es, de hecho, una excelencia exportada a todo el mundo, que se puede descubrir en los talleres o en el Museo del Vidrio.

Yellow Girl, Kiki Smith
Yellow Girl, Kiki Smith

Otros dos pueblos acogen las esculturas de Kiki Smith, colocadas en lugares antiguos y simbólicos, donde crean un diálogo continuo entre historia y modernidad.

En Poggibonsi, Blue Girl observa a los transeúntes desde una hornacina de la Fortaleza de los Medici de Poggio Imperiale, desde la que también se accede al Alcázar y al cercano hombrecillo pixelado de Antony Gormley, una escultura de metal que forma parte de una serie de siete -todas en Poggibonsi- y que forma parte del proyecto Arte al Arte del 2004.
En cambio, Yellow Girl está expuesta en las murallas seculares  del Fuerte de Montestaffoli de San Gimignano, rodeada de silencio y de sus bombillas de cristal.

El arte contemporáneo que puebla Valdelsa y Valdicecina es un tesoro para descubrir y tener un nuevo punto de vista sobre Toscana y sus territorios, quizás aprovechando de un itinerario interesante que puede ser también ideal para unas vacaciones en familia.

En los alrededores

Lugares que no debes perderte, itinerarios por etapas, eventos y consejos para tu viaje
Eventos • 4 resultados
Ideas • 62 resultados
Itinerarios • 28 resultados
Diarios de viaje • 2 resultados